lun. Jun 17th, 2019

Barty y Vondrousova, dos novatas en la final de Roland Garros

La australiana es la primera ‘aussie’ que llega tan lejos desde Stosur en 2010

Vondrouosva toma el relevo de Kvitova como finalista checa de ‘Grand Slam’

Safarova, última checa en la final en la edición de 2015

Roland Garros, en su edición 118, tendrá una nueva reina. Ashley Barty acabó con el sueño de la júnior Amanda Anisimova, a la que aniquiló por un contundente 6-7(4), 6-2 y 6-3. Y Marketa Vondrousosa se impuso a Johanna Konta por 7-5 y 7-6(2). La checa no ha cedido una manga en el certamen.

Anisimova, de 17 años, es muy buena y lo será más. Lo demostró remontando un 5-0 y 15-40 y adelantándose en el marcador. El golpe moral a Barty fue tal que perdió los primeros 16 puntos de la segunda manga. El tanteo era de 3-0 para Anisimova.

Lo que pasa es que a partir de entonces llegaron los nervios por el escenario. Barty se anotó los siguientes siete juegos para firmar las tablas y adelantarse en la continuación . Se repetía el guión del primer set pero al revés.

La ‘aussie’ es la primera tenista de su país que llega tan lejos desde Samantha Stosur, en 2010. Y es que una de las federaciones más poderosas del deporte de la raqueta, no en vano son los organizadores del primer ‘Grand Slam’, trabajan más la base en superficie dura que en polvo de ladrillo.

Pero Barty es un caso aparte. La que era una gran doblista se ha convertido en la sensación de la temporada en los individuales. Campeona este año en Miami y finalista en Sidney, sobre cemento, ha demostrado que también sabe ganar en cancha lenta.

En una Suzanne Lenglen medio vacía, porque la previsión meteorológica anunciaba lluvia y hace frío en París, la tenista de Ipswich pasó por encima de su adversaria. Empezó el Abierto en el octavo puesto del ranking y, de momento, se ha asegurado salir en el podio mundial, pasando a la holandesa Kiki Bertens.

Si se lleva el trofeo, bautizado con el nombre de Suzanne Lenglen, sólo tendrá por delante a Naomi Osaka.