sáb. Feb 23rd, 2019

El clásico dejó la calentura para el Bernabéu

El súper clásico del fútbol español, FC Barcelona y Real Madrid, culminó con igualdad a un tanto en el Camp Nou en un compromiso escenificado por la ida de las semifinales de la Copa del Rey.

La vuelta será el 27 de febrero en el Santiago Bernabeu en el que ambos conjuntos buscarán sellar su pase a la final del certamen, cuya ventaja es favorable a los merengues por su tanto en condición de visita.

Los madridistas atropellaron al Barça en unos buenos veinte primeros minutos, pero no tuvieron continuidad posterior frente a un equipo azulgrana que contó con Leo Messi en la última media hora, aunque la mejor noticia fue la aportación de Malcom, el mejor este miércoles y autor del gol de su equipo.

El ritmo, la pausa y el control. El Real Madrid lo tuvo todo de salida en el primer gran partido de Santiago Solari en el banquillo madridista. Su equipo sabía a lo que jugaba frente a un Barça con dudas, mal posicionado y que se sintió muy incómodo desde el pitido inicial.

El técnico argentino leyó bien el partido. Puso por la derecha a Lucas Vázquez para frenar la posible sangría que podía producir Jordi Alba por esa zona, amenazó con Vinicius en un duelo de velocistas con Semedo por la derecha, pero sobre todo tuvo a Benzema, que se encuentra en estado de gracia.

Además la presión madridista desactivó la línea de creación local, Busquets no acababa de hacerse con el partido, Rakitic ejercía de bombero y Arthur estaba muy errático.