lun. Ago 19th, 2019

El Tigre de Venezuela rugió con toda su fuerza

Luego de ser diagnosticado con una condición crónica en su rodilla, Miguel Cabreravolvió este martes al lineup de los Tigres de Detroit y lo hizo de la mejor forma posible.

El inicialista venezolano puso de pie a todos los fanáticos bengalíes que asistieron al encuentro contra los Rays de Tampa Bay, al sonar un cuadrangular con las bases llenas.

Poco más de seis años tuvieron que pasar para que Miggy se volara la barda con tres en base, luego de que su último Grand Slam llegara el primero de junio de 2013, ante los Orioles de Baltimore.

El slugger tuvo una jornada redonda, al finalizar de 4-3 con cinco carreras remolcadas, antes de ser sustituido en la séptima entrada por un corredor emergente.
Cabrera inició el encuentro con un doble impulsor en la misma primera entrada. Posteriormente falló en su segundo turno, pero su tercera aparición fue la más determinante, al despachar un soberbio vuelacerca ante el Cy Young de la Liga AmericanaBlake Snell, para romper el empate a dos rayitas en el marcador.

Y por si fuese poco, con dicho bambinazo, el criollo iguala a Chipper Jones en el puesto 34 histórico de jonrones con 468 de por vida.
En su cuarto viaje al plato conectó un sencillo, para luego ser enviado a la banca, no sin antes ser ovacionado por el público del Comerica Park.

En fletadas vitalicias llegó a 1662 y se ubica a cinco de Sammy Sosa, quien ocupa el escalón 30 de todos los tiempos, mientras que en hits (2734) superó a Tony Pérez, propietario de la casilla 59.