vie. Ene 18th, 2019

La París-Niza y su inédito ascenso al Turini

Una contrarreloj de 25 kilómetros en mitad de la semana y el inédito ascenso al puerto Turini, 15 kilómetros al 7,3 % de media, la víspera del final marcarán la próxima edición de la París-Niza, que comenzará el 10 de marzo y cuyo recorrido fue presentado este miércoles.

La carrera, en la que el español Marc Soler defenderá el título respaldado por el colombiano Nairo Quintana, según los organizadores, tendrá un trazado clásico con algunas novedades.

Tras la salida en Saint-Germain-en-Laye (Yvelines) el pelotón tomará carreteras conocidas por la llamada “ruta del Sol”, con oportunidades para todo tipo de ciclistas, incluyendo los “sprinters”.

La principal novedad llegará el 14 de marzo en Barbentane, una crono de 25 kilómetros, una distancia considerable para una carrera de una semana, similar a la que tendrá el Tour en su edición de julio próximo en Pau.